Programa de Detección, Protección y Resguardo de casos Covid-19 y sus contactos

Hacia el 10 de junio se presentó el Programa de Detección, Protección y Resguardo de casos COVID-19. Su objetivo es salvar vidas al identificar tempranamente  los casos que puedan volverse graves por medio del sistema sms, contacto telefónico y búsqueda en campo. La identificación de casos mejoró a partir del mes de junio por medio del incremento de la capacidad para realizar pruebas en los 117 Centros de Salud de la Ciudad y reduciendo el tiempo de entrega de los resultados. Se cortó la cadena de contagios al aislar de manera temprana a los casos positivos y sus contactos, así como detectando y aislando a personas asintomáticas por medio de la información que proporcionen los casos positivos asintomáticos. Para ello, se trabajó de manera coordinada con todas las instituciones de la Ciudad, del Estado de México y del Gobierno de México.

El Programa se integra con los siguientes componentes:

  1. Campaña de información casa por casa para protegerse y proteger a los demás frente a la Covid-19
  2. Fortalecimiento del sistema Locatel / sms y sus distintas vías para la detección y resguardo de casos
  3. Detección de casos y sus contactos mediante diagnóstico clínico, pruebas y rastreo
  4. Fortalecimiento del programa Hogares Responsables y Protegidos
  5. Aplicación de pruebas

Campaña de información casa por casa

Brigadas de salud integradas por servidores públicos de distintas dependencias realizan visitas casa por casa con el objetivo de brindar información a las personas sobre las reglas básicas para evitar contagiar y contagiarse de COVID-19, las cuales son:

Campaña de información Casa por Casa

Las y los servidores públicos que acuden casa por casa lo hacen debidamente identificados y con las medidas de protección adecuadas. Al 31 de julio, se visitaron 2,124,964 domicilios en todas las Alcaldías.

Fortalecimiento del sistema Locatel / SMS y sus distintas vías

El sistema SMS de tamizaje automatizado pasó a ser obligatorio en unidades de salud públicas y privadas. Además, se modificó para:

Detección de casos y sus contactos 

A partir de los tres canales habilitados para la detección de casos (el sistema SMS/Locatel, la vigilancia epidemiológica en las colonias de atención prioritaria, la información reportada por el sistema de salud y los registros de los centros de trabajo), se trabajó por fortalecer el rastreo de los contactos de los casos confirmados de COVID-19. Esto con el fin de alertar a la población que pudiera estar en riesgo redirigirlos a realizarse una prueba, apoyarlos durante su aislamiento y cortar así cadenas de contagio. 

Para obtener esta información, se realiza un breve cuestionario a los casos positivos para obtener datos de las personas con las que estuvieron  en contacto desde 3 días antes de presentar los primeros síntomas, con el fin de que el personal de Locatel se comunique con ellas por teléfono.

Las llamadas telefónicas son realizadas por personal de Locatel, quienes fueron capacitados en escucha activa, el uso de la herramienta para la captura de datos y primeros auxilios psicológicos (PAP), con el fin de incrementar sus capacidades para enfrentar casos y situaciones difíciles. Mediante esta estrategia, se busca identificar de manera oportuna a personas que hayan sido contagiadas por un caso confirmado y darle seguimiento durante el periodo que presente síntomas, así como canalizarlo con los servicios médicos adecuados en caso de así requerirlo. Al 31 de julio, 10, 494 personas habían proporcionado datos de sus contactos, de los cuales 25, 183 respondieron la llamada y 17, 493 aceptaron responder el cuestionario para conocer su sintomatología y a su vez dar datos de sus contactos recientes.

Fortalecimiento del programa Hogares Responsables y Protegidos

El programa Hogares Responsables y Protegidos tiene su antecedente en la entrega de kits médicos, apoyos económicos y ayuda alimentaria que comenzó a operar desde el mes de abril de 2020. Con el objetivo de facilitar los medios para que las personas sospechosas y confirmadas por Covid-19 pudieran resguardarse en casa durante 15 días. Sin embargo, al detectar que todos los miembros de un hogar estaban en riesgo si tenían un integrante contagiado, se fortaleció para hacer énfasis en que el hogar en su conjunto es el que tiene que resguardarse. 

El programa consiste en otorgar apoyo médico, alimentario y económico a las familias que tengan un integrante con prueba positiva de Covid-19, dar seguimiento a los síntomas con un médico de Locatel y brindar asesoría legal por ausencia laboral. De igual forma y como parte de la estrategia para atender tempranamente a las personas con comorbilidades para evitar que sus casos se volvieran graves, se contempló la entrega de un oxímetro a las personas con comorbilidades para monitorear los niveles de oxigenación en la sangre.

Aplicación de pruebas

Como parte de las acciones que se emprendieron para preparar a la Ciudad ante la inminente reanudación de las actividades económicas, se puso en marcha un esquema de aplicación de pruebas intensivo para acompañar dicho avance.

Para reducir el tiempo de entrega de los resultados de las pruebas, múltiples laboratorios que por lo general se dedican al análisis de pruebas de VIH u otras enfermedades específicas, fueron reconvertidos. En cada caso, se les asignó el análisis de las pruebas aplicadas a un grupo determinado, con el objetivo de concentrar sus esfuerzos únicamente en el análisis de pruebas de COVID-19, acelerar el tiempo de entrega de los resultados, y dar las indicaciones pertinentes a las personas con base en los mismos. 

El porcentaje de positividad de pruebas es un indicador importante para monitorear el avance de la pandemia en la Ciudad de México y da cuenta también de cómo se fue incrementando la capacidad para realizarlas:

De manera global en el sector salud se tuvo, el siguiente porcentaje de positividad.