Actuación en la pandemia

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha obligado al gobierno de la ciudad a tomar diversas acciones encaminadas a prevenir, mitigar, atender y controlar los efectos que la pandemia produce en materia de salud y economía en todos los sectores de la sociedad capitalina.

La Constitución Política de Ciudad de México establece que toda persona tiene derecho al más alto nivel posible de salud física y mental, con las mejores prácticas médicas, lo más avanzado del conocimiento científico, y que a nadie le sea negada la atención médica de urgencia. En atención a ese mandato, a partir del mes de marzo del 2020, la atención a la salud de las personas ha marcado la pauta de la actuación de la autoridad, sin descuidar tareas esenciales como la seguridad y la educación o el bienestar integral de las personas más vulnerables. De manera simultánea, fue necesario desarrollar acciones para apoyar el bienestar de las personas

Con el fin de atender de manera integral los impactos causados por la emergencia sanitaria se definieron dos áreas de atención prioritarias:

  1. Reforzar el sistema de salud a tiempo, mediante la adquisición de insumos, la reconversión hospitalaria, la contratación de personal médico y el desarrollo y uso de sistemas tecnológicos para brindar información, diagnosticar, orientar y dar seguimiento a los casos.
  2. Apoyos directos a población y empresas por la caída de ingresos: adelanto de programas sociales, ampliación del seguro de desempleo, acciones sociales para apoyar a personas que se quedaron sin fuente de ingresos, microcréditos para empresas.

Alrededor de la primera área se agrupan acciones que han permitido ampliar la capacidad de atención médica y limitar el número de contagios, reduciendo así la velocidad de propagación del virus. Entre estas acciones están: la ampliación y reconversión de hospitales generales a hospitales COVID; la instalación de camas de terapia intensiva e intermedia; la adquisición de insumos y medicamentos, la compra de equipo médico y equipo personal de protección; la contrata- ción de personal médico; el incremento en el personal para rescate y traslado, el desarrollo de sistemas tecnológicos para diagnosticar, orientar y dar seguimiento a los casos a dis- tancia (sistema SMS/COVID), la protección de grupos vulnerables, el abasto de agua pota- ble, entre otros.

En la segunda área se concentran acciones que buscan apoyar a las familias y las empresas, particularmente las de menor tamaño, para sobrellevar los efectos de la pandemia en la salud económica de la ciu- dad. Implica apoyos directos a población y empresas por la caída de ingresos: apoyo directo adicional, durante 3 meses, a las familias de los estudiantes de nivel básico, la ampliación del seguro de desempleo, acciones sociales para apoyar a personas que se quedaron sin fuente de ingresos, para trabajadoras y trabajadores informales, artesanos indígenas, trabajadoras sexuales, mujeres víctimas de violencia de género, microcréditos para empresas, para comerciantes, para fomentar el consumo, entre otras. Las acciones implicaron adecuaciones y gastos destinados a la atención del coronavirus en la capital, que hasta el segundo trimestre de 2020, fueron de 4,899.9 mdp.

La hacienda pública de la ciudad se ha visto afectada por las necesarias mediadas de confinamiento, que han limitado la actividad económica. Ante este escenario de menores ingresos por la suspensión de actividades económicas y presión presupuestal por los gasto extraordinarios, el gobierno de la ciudad se planteó 3 metas puntuales: diseñar una estrategia de ajuste presupuestal transparente y equilibrada; dar continuidad a los proyectos prioritarios de la ciudad, y realizar una gestión eficiente de los recursos disponibles, ante la reducción del gasto corriente.

Esta estrategia permitirá impulsar los proyectos prioritarios planteados por la Jefa de Gobierno, y postergar otros que concluirán en los primeros meses del siguiente año, en un esquema de multianualidad.

Una política fiscal solidaria durante la pandemia

Con el fin de proteger la salud de las personas, a partir del 23 de marzo, se suspendieron los términos y plazos para la práctica de actuaciones y diligencias administrativas ante las instancias públicas de la ciudad, incluidas las de naturaleza fiscal. Asimismo, se suspendió la recepción de documentos e informes, visitas de verificación, atención al público en ventanilla, así como cualquier acto administrativo emitido por las personas servidoras públicas que incidan o afecten la esfera jurídica de los particulares.

Se prorrogaron los plazos para el cumplimiento de las obligaciones fiscales consistentes en la presentación de declaraciones y la realización de pagos que habrían de efectuarse durante el mes de abril, pudiendo realizarlos hasta el 30 de abril del mismo año. De igual manera, la fecha límite para la obtención del subsidio del Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos se amplió hasta el 31 de julio del presente ejercicio fiscal, en apoyo a la economía de los contribuyentes.

El 16 de junio se publicó un decreto para obtener la condonación de 100% de multas, recargos y gastos de ejecución generados a quienes no hayan podido pagar el impuesto predial durante los primeros 3 bimestres del año; además, se ofrece la posibilidad de acceder a un descuento de 5% para los próximos 3 bimestres.

Otras acciones realizadas fueron el otorgamiento de un apoyo económico a permisionarios, locatarios y poseedores de los módulos, espacios y locales comerciales ubicados al interior de las estaciones de la red del Metro; la condonación del pago por concepto de contraprestación y/o aprovechamiento derivado de la explotación comercial de módulos, espacios y locales comerciales, aplicables al mes de junio y hasta que el semáforo epidemiológico esté en amarillo; la prórroga de 60 días naturales a los con- cesionarios y/o permisionarios para realizar los trámites presenciales ante la Secretaría de Movilidad; la supresión de la constancia del Programa de Verificación Vehicular para el segundo semestre del ejercicio fiscal 2020; la condonación de 100 por ciento del pago de los adeudos del Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos, así como sus accesorios a concesionarios del servicio de transporte público de pasajeros colectivo de la ciudad (corredores) que se hayan causado en los ejercicios fiscales 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019; entre otros.

Compras responsables y transparentes para atender la pandemia

En cuanto a las compras de emergencia realizadas para atender la pandemia, adoptamos con rapidez una estrategia de compras responsables que ha garantizado el abas- to de insumos indispensables con calidad y a precios razonables; con un esquema de monitoreo en tiempo real al alcance de la ciudadanía.

En un ejercicio de transparencia proactiva, desde el pasado 27 de abril se publicó, en formato de datos abiertos, toda la información de las compras gubernamentales para la atención a la emergencia COVID-19, en el apartado Transparencia COVID-19 del Portal de Datos Abiertos de la Ciudad de México. En este portal se encuentra un des-glose detallado, único a nivel nacional, que permite identificar cantidades y precios unitarios de los bienes y servicios adquiridos. El sitio está disponible en datos.cdmx.gob.mx/pages/covid19.

Se definieron criterios y controles específicos para el ejercicio del gasto en compras públicas con motivo de la pandemia. Estos incluyen la justificación de necesidad de la compra; la definición de especificaciones claras de parte del sector salud y su validación técnica; el ajuste de las compras a los precios de referencia que se actualizan periódica- mente a través de sondeos de mercado; y la identificación del gasto como compras COVID en el registro presupuestal, lo cual ha permitido reportar los datos de la contratación a nivel precio unitario.

El Gobierno pone el ejemplo

A la par del ajuste presupuestal para atender la emergencia sanitaria y por la disminución de la recaudación, también se redujeron gas- tos en todos los capítulos presupuestales no esenciales, para generar ahorros que permitan financiar los gastos generados por la pandemia.

El gobierno ha puesto el ejemplo: el gas- to en materiales y suministros y servicios generales se redujo al mínimo indispensable para la operación. Ejemplo de ello es el gas- to en papel para las oficinas, cuyo consumo se redujo considerablemente, generando un ahorro de 7.7 millones de pesos.

Se eliminó el pago de servicio de telefonía celular y los vales de gasolina para los funcionarios públicos. Por el primer servicio se ha generado un ahorro de 3.6 millones de pesos y por el segundo se estima generar un ahorro de cer- ca de 52 millones de pesos en lo que resta del año. Asimismo, se realiza un estricto control de plazas, con el objetivo de no generar más costos a la ciudadanía, con el compromiso de entregar los mismos resultados anunciados al inicio de año.

Para proteger a los trabajadores del gobierno de la ciudad, desde que se registraron los primeros casos de coronavirus se emitió un Acuerdo para evitar contagios, que permitió que personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas y padres y madres con hijos en edad escolar, trabajaran desde su casa, vía digital.

Por último, pero igualmente importante, como muestra de solidaridad con la población, algunos funcionarios, con el ejemplo de la Jefa de Gobierno, decidieron donar su salario o parte de él para apoyar la contratación emergente de personal de salud indispensable para afrontar la etapa más crítica de la pandemia, de manera voluntaria.