Democracia participativa y rendición de cuentas

Confirmamos la intención de realizar una consulta pública para someter la revocación de mandato de la Jefa de Gobierno en las elecciones intermedias. 

Con la firme convicción de que un buen ejercicio de gobierno se caracteriza por construirse de la mano con la ciudadanía, trabajamos para poner a disposición de las personas herramientas que las empoderen y les permitan tener una participación activa en las decisiones de gobierno. Se puso en marcha la plataforma de participación digital de la ciudad: Plaza Pública, cuya consulta inaugural fue la discusión del Programa de Gobierno 2019-2020. Desde su creación, los ciudadanos han participado en la Comisión de Reconstrucción; han participado en el proceso de selección del Comisionado de Búsqueda para las personas No-Localizadas; y han dado su retroalimentación puntual sobre la limpieza en el Centro Histórico.

Asimismo, en un ejercicio innovador y velando en todo momento por la expansión de los derechos de los habitantes de la Ciudad de México ─sobre todo aquellos que viven en una situación de mayor vulnerabilidad─, se garantizó que los pueblos originarios sean escuchados en las decisiones públicas que les incumben. Por primera vez en la historia, se hizo una consulta a un pueblo originario, San Miguel Topilejo en Tlalpan, para que otorgara su consentimiento en la construcción de un Hospital General. 

Eliminamos la persecución política y la violencia hacia quien tenga posiciones contrarias de quien gobierna.

En cumplimiento de las demandas del movimiento estudiantil de 1968, desaparecimos el Cuerpo de Granaderos, para conformar dos nuevas unidades: el Comando de Operaciones Especiales con 3 mil 102 elementos y la Unidad Táctica de Apoyo y Auxilio a la Ciudadanía con 2 mil 179. 

Suprimimos la utilización de la fuerza policial para reprimir al pueblo. 

Garantizamos la libertad de expresión y reunión. Se ha restablecido la democracia y la libertad de expresión, sin ningún tipo de persecución política o violencia al que tenga posiciones contrarias de quien gobierna. 
Conscientes de que gobernar no tiene sentido si no existe un contacto entre el gobierno y la población, hoy cualquier persona puede acercarse de manera directa y personal para que sus demandas sean atendidas. A la fecha, se han realizado 220 reuniones de atención personalizada las cuales sostiene la Jefa de Gobierno cada semana.